Calaveras para niños

No hay nada más original que la forma tan burlesca de tratar a la muerte como ocurre en la cultura mexicana. Realmente, la tradición del viejo mundo en la celebración de los días de los difuntos entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre, que simplemente se basa en ofrendas florales y en la celebración de misa, es totalmente insólita cuando nos acercamos a la tradición de las calaveras mexicanas. Es allí cuando nos encontramos con esta popular tradición de las calaveras literarias.

Origen de las Calaveras para niños

Definitivamente podemos decir que, haciendo una comparación, en México no hay tapujos para tratar con la muerte. Esta festividad, llamada como el día de los muertos, que se celebra en las mismas fechas que en Europa, sin embargo, dispone de llamativas diferencias. Algo que se puede entender, teniendo presente que su origen se encuentra en la cultura precolombina.

Por ello se puede entender que lejos de ser una reproducción de las costumbres europeas llena de flores y caras tristes, en México no renuncien a un verdadero festejo gracias al uso de las famosas calaveras literarias. Tratándose de piezas escritas en verso y usando un tono jocoso e irónico propio de este pueblo. Algo que tiene su origen en sus clásicos epitafios que hacían burla de los personajes públicos más influyentes de esa época. Unas bromas que no se limitaban a burlar a la muerte, sino que servía para criticar a los políticos.

Para muchos las calaveras literarias es un fenómeno muy curioso y digno de investigar. Más aún cuando la censura de finales del siglo XIX, intentará acabar con este fenómeno social tan pintoresco al que solo sobrevivió La Catrina. Es decir, solo se llegó a representar las calaveras que acompañaban a los singulares epitafios. Hoy en día también se tiene la costumbre de escribir el nombre de la persona a la que se quiere dar suerte en la frente de la calavera. Y las calaveras literarias siguen teniendo su máximo esplendor.

Calaveras para niños literarias

No solo lograron vencer a tal censura, sino que su arraigo popular creció aún más en todas las capas de la sociedad mexicana. Incluso se volvió muy popular en las escuelas donde los niños también practican y prueban a divertirse cada año con las calaveras literarias. También pueden llegar a ser muy originales, la expresión literaria en el ámbito infantil. Aunque no sean composiciones con carga política, seguro que puede ofrecer mucho juego burlesco a su nivel.

Ejemplos de calaveras para niños

Cada año en las escuelas, los pequeños armados de toda clase de sencillas herramientas como puede ser el papel, lápiz y algunos colores de madera, hacen apremio de su creatividad y originalidad. Su imaginación da rienda suelta para crear versos también críticos, burlescos y divertidos. Es asombroso ver como los más pequeños entienden el significado esencial de la cultura de sus ancestros, siguiendo igualmente esa tradición con el mismo agudizado ingenio. A continuación, te ofrecemos algunos ejemplos de estas creaciones:

Para mi maestra

Para Sofía, mi maestra, es esta calaverita
Para que sepa que es muy amable señorita,
Aunque seas regañona, es por nuestro bien,
La Catrina satisfecha estará
De llevarse a tal profesional.

La escuela

Estábamos en la escuela y Catrina se apareció
¡Perdónanos la vida! le gritamos los del sexto
Disculpa que seamos, te prometemos buenas notas
Y ya no ser tan tremendos
La muerte con una sonrisa de oreja a oreja respondió
Que sean tremendos de eso sí sé, pero buenas notas
No les creo ni creeré
Habiendo terminado y con un movimiento de su oz,
Se fue mientras se escuchaba una voz
“Otra oportunidad les daré” Espero que no me fallen.
Pero el que por debajo de 8 se puntúe me lo llevaré.

Calaveras para niños literarias cortas

Playa

La Catrina se desmaya
Cuando ve a Javier a la orilla de la playa
Con su compañera
En vez de estar en la escuela.

Renacer

La muerte vio el atardecer
Mientras bailaba y cantaba
Por el pueblo que la vio nacer.

Azúcar

Calavera de azúcar,
Calavera de chocolate
A mí me late que me vas a llevar,
Por eso te prometo el no volver a copiar.

Para los niños que no comen

Con unos huesitos blancos y flaquitos
La hermosa muerte con mucha fuerza
Se fue directo al comedor
Para atraer a unos cuantos niños
La muerte rápido hacia la salida se dirigía
Con un gran niño bajo su bracito
Pero la enorme cocinera corrió
Un con un gran golpe la derrumbó.
La muerte flacucha y tirada en el suelo quedó
La muerte ilesa no se quedó
Quedó más muerta y muy tensa
Pero su pobre osamenta
Regada se quedó

La niña América

Jugando estaba la niña América
Con su linda muñeca preferida
Cuando llegó la huesuda
Y con un gran susto la espantó
¡A la niña más bonita me la voy a llevar!
Dijo la flaquita
¡Ay flacucha no seas tan mala!
Gritó la pobre mamasita Karlita
No te lleves a mi pobre niñita
Que con gran inteligencia
Le dio su gran tarea
A la señora Anita

La catrina y la chamaquita

En la escuela de San José
La hermosa Catrina a una niña secuestró
Los maestros desesperados
A la policía solicitaron
Pero la inteligente catrina, como corría y corría
Y así la policía no la alcanzaría
La catrina dejó suelta a la niña
Mientras que gritaba: corre niña, corre
Pero la niña se plantó y le dijo a la catrina
¡Yo no soy una niña!
Y para sorpresa, se comió a la catrina.

Además de Calaveras para Niños también te puede interesar: